Noticias

El especialista reveló que los fármacos que produjeron la muerte del cantante fueron recetados a través de un cercano al músico.

A días de conmemorarse un año de la muerte de Prince, los detalles que rodean su fallecimiento siguen bajo investigación.

Este lunes fueron revelados varios informes que maneja el Tribunal de Distrito del Condado de Carver, los que revelaron cómo llegaron a manos del cantante los fármacos que produjeron su muerte.

El médico que atendía al artista, Michael Todd Schulenberg, reconoció que había prescrito la oxicodona (analgésico) a nombre de un amigo y colaborador del músico, llamado Kirk Johnson. La explicación del especialista es que pretendían proteger la intimidad de Prince.

El 21 de abril de 2016, el intérprete de Purple Rain fue encontrado sin vida en su casa de Paisley Park. Más tarde se supo que su muerte se produjo por una sobredosis accidental de fentanilo (presente en la oxicodona), una droga sintética 50 veces más potente que la heroína.

Desde entonces, las autoridades se han dedicado a encontrar algún responsable de los hechos, investigando la casa del músico, rastreando celulares y correos electrónicos para establecer de dónde fueron sacados los medicamentos.

Los trascendidos indican que Prince estaba luchando con una adicción a los opioides. De hecho fue eso lo que habría causado sus problemas de salud una semana antes de morir, cuando durante un vuelo debió hacer una parada de emergencia. Según el médico, por eso debió recetar la oxicodona, para aliviar los malestares de su adicción, y la puso a nombre de otra persona para proteger la privacidad del artista.

La investigación permanece abierta, esperando determinar la responsabilidad de su sobredosis y si el cantante sabía qué tipo de medicamentos estaba ingiriendo en el último tiempo.

Fuente: The Hollywood Reporter.