Noticias

En julio de 2016, el guitarrista dio dos shows en las ruinas del anfiteatro romano donde 45 años antes actuó junto a Pink Floyd. El registro será proyectado en septiembre por dos cadenas de cine locales.

A casi dos años de su recordado y multitudinario concierto en el Estadio Nacional, David Gilmour se reencontrará con sus fanáticos chilenos. Será el próximo 13 de septiembre, con el estreno en el país de David Gilmour live at Pompeii, el registro de los dos recitales que el guitarrista británico ofreció en julio de 2016 en el anfiteatro romano de Pompeya, el mismo yacimiento donde 45 años antes se presentó junto a Pink Floyd.

Si bien se trata de una experiencia virtual, será igual de única e irrepetible que cualquier otro show en vivo, ya que según lo anunciado por el equipo del artista el filme se proyectará en simultáneo en más de 2 mil salas de todo el mundo sólo por esa noche. En Chile, de hecho, ya hay al menos dos cadenas que cuentan con los derechos para su reproducción: Cinemark, que anunciará los detalles de sus funciones en los próximos días, y Cine Hoyts, que inició hace algunos días la preventa de tickets para las exhibiciones que tendrá del concierto, el que se emitirá en 21 complejos de la compañía en Santiago y regiones, entre las 19.30 y las 20.30 horas.

Incluso, en los cines de La Reina, Plaza Egaña y Parque Arauco de Hoyts, el filme tendrá dos funciones ese día debido a la alta demanda que éste ha tenido por parte de los seguidores del músico, que de acuerdo a datos de la cadena ya han adquirido más de 2 mil boletos en preventa, pese a que éste no ha sido publicitado formalmente.

Una nueva muestra del incombustible fanatismo local por Pink Floyd, que en diciembre de 2015 movilizó a 50 mil personas a presenciar el arribo a Santiago del Rattle That Lock Tour, la misma gira que siete meses después llevó de regreso al guitarrista a las míticas ruinas de Italia donde tocó junto a su banda madre en 1971. Esta vez, eso sí, el británico y y su prestigiosa banda actuaron frente a 2.600 asistentes, en las primeros actos con público en el anfiteatro desde que éste fuera arrasado por el volcán Vesubio en el siglo I D.C.

Allí, el guitarrista desplegó un espectáculo audiovisual -que incluyó lásers, pirotecnia y su tradicional pantalla central circular- el que fue filmado en 4K por el realizador Gavin Elder. En lo musical, éste incluyó temas de los últimos dos LP solistas de Gilmour y diversos clásicos floydianos, entre ellos The great gig in the sky, una de las piezas que el conjunto interpretó en las ruinas cuatro décadas antes.

Fuente: Andrés del Real / La Tercera