Noticias

Conversamos con Carmen Gloría Morales, psicóloga especialista en adicción al juego, miembro del centro Psicólogos Ludopatía Chile, quién nos entregó su visión especializada sobre este vínculo.

Lo ocurrido al interior del Casino Monticello, a principios de este mes, dejó a todos impactados por la crueldad con la que actúo Osvaldo Campos Azocar, quien a quemarropa ultimó a dos trabajadores de ese centro de entretención y posteriormente  se quitó la vida.

Parecía una escena extraída de una película hollywoodense por los tintes cinematográficos que adquirió, pero también, a pesar de lo crudo de estos crímenes, instaló la interrogante sobre si el Estado está preparado para las consecuencias que deja la proliferación de estos Casinos o de los denominados “casinos populares”, que funcionan en las poblaciones a lo largo de todo el país.

En Chile, existen 17 casinos en funcionamiento bajo al amparo de la Ley N° 19.995, y son fiscalizados por la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), y varios miles de centros de entretenimiento populares, número que parecieran crecer día a día.

Entonces, ¿existirá una correlación entre la masificación de estos juegos y la ludopatía? Ser FM, conversó con Carmen Gloría Morales, psicóloga especialista en adicción al juego, miembro del centro Psicólogos Ludopatía Chile, quién nos entregó su visión especializada sobre este vínculo.

Según Carmen Gloria, casi todo el país está propenso a la ludopatía, es decir, existe una fuerte correlación entre la masificación de casinos y la posterior enfermedad: “población de riesgo son todas aquellas personas que viven a 70 kilómetros de un casino, es decir, en Chile, casi toda la población es propenso a padecer ludopatía por la legalización de un número importante de estos centros, sumado al aumento de estos “juegos de barrio”. El riesgo muy alto, ya que existe disponibilidad y accesibilidad a los casinos, que son dos variables fundamentales para instalar una adicción, ya que están en todo el país y su entrada es muy barata. Nuestra población está expuesta a este anestésico emocional”, sostuvo la profesional.

En esa línea, la especialista manifestó que es necesario que el Estado tome las medidas pertinentes para ir en apoyo de aquellos que ya son adictos: “Cuando legalizas un adicción, como es el caso del juego, el Estado debería tener la responsabilidad de velar por aquellos que se enferman, instalando algunos centros de rehabilitación, o instalar algunas medidas de prevención para que la gente no pase de ser jugadores normales a enfermos críticos, y esa advertencia no existe. Vivimos en una ignorancia absoluta frente a este tema”.

Sin embargo, no sólo la ignorancia es la que abunda en esta problemática, sino que también la vergüenza en reconocerse adictos. “Hay mucha gente enferma y en silencio, porque da mucha vergüenza reconocerlo. Esto se oculta y nos e dice hasta que la situación del individuo o la familia es muy crítica. El perpetuar suicida es muy alto”, señaló la psicóloga.

Características de la adicción

Carmen Gloria Morales manifestó uqe una de las principales características de un ludópata es la mentira, sumado a la disminución constante y notoria del dinero, y se transforman en personas aisladas. “He conocido casos de ludópatas que se han perdido el cumpleaños de sus hijos por estar jugando”, afirmó la profesional.

Por ello, aconsejó a aquellas personas a informarse sobre esta materia y si sienten que están volviéndose adictos, acudan por ayuda.