Noticias

El actual legislador afirmó que no bajará su candidatura a la reelección pero que “sacará el pie del acelarador” ante intensa agenda a la que se sometía.

En su casa y en reposo se encuentra el senador Ricardo Lagos Weber, quien ha evolucionado satisfactoriamente tras su infarto al miocardio. Así lo explicó el propio congresista a radio Ser FM, asegurando que no detendrá su nueva candidatura, pero que sí disminuirá el ritmo de actividades.

En conversación con el periodista Gonzalo Ladrón de Guevara, en el programa Mirada Ser, el actual Senador, explicó el complejo que vivió hace ya una semana. “hoy esto bien, estuve una semana en el Hospital Gustavo Fricke, donde me trataron muy bien. Ya estoy bien, con licencia, pero haciendo ejercicios, asistiendo la Fundación Jorge Kaplan, que tienen un programa de apoyo a personas que han sufrido problemas cardiacos, pero ya estoy bien”, sostuvo el congresista.

Lagos contó cómo fue el momento en que decide asistir de urgencia al centro hospitalario. “Estaba en mi casa viendo el tablet, y me empezó a doler el pecho. Traté de cambiar de posición, pero el dolor persistía. Me levanté y comencé a caminar por toda la casa, abriendo los hombros, y me di cuenta que eso no era normal, así que me vestí, saqué el auto  y me fui al hospital”, sostuvo.

Según la versión médica, este cuadro se debió a la mala alimentación y al estrés, razón por la que el legislador entregó una interesante reflexión: “Yo aconsejo a los auditores de este programa a que saquen el pie del acelerador. Yo estaba con 8 o 9 actividades diarias a parte del tema legislativo y eso es mucho. Además, yo soy bombero, hago guardia y asisto a las emergencias y, la verdad, es que uno no puede estar en todas”, destacó.

En un par de días reintegrará a sus funciones normales, pero con un cambio en la perspectiva de sus prioridades. Manifestó que no bajara su candidatura, sin embargo, será un ritmo menor al que venía sosteniendo en este último tiempo.

Asimismo, tuvo palabras para este cuestionado caso sobre el informe titulado Sename II. A su juicio, “Yo creo que era un buen informe, porque levantaba las necesidades y deficiencia reales que existen. Sin embargo, pareciera que la única autoridad, con nombre y apellido, a la que reprochan una negligencia inexclusable es a la ex Ministra Javiera Blanca. En virtud que hubo entre 8 a 12 Ministros y varios Presidentes. La discusión es sobre si blindaron o no a la ex Ministra, pero no cómo mejorar el Sename. Esto se politizó y lo lamento por lo 1313 niños que fallecieron”, finalizó el Senador.